Regalos para niños: diversión y seguridad en un solo artículo

Qué lindo que es hacer regalos para niños, y poner una sonrisa y un gesto de felicidad en la cara de una criatura. Con poquito podemos llegar a hacer una gran diferencia, regalando muchos momentos de diversión y entretenimiento, y ayudando al desarrollo integral, tanto físico como emocional. No es necesario gastar una enorme cantidad cuando pensamos en un regalo para un niño. Por poquitos euros podremos comprar un kit de pinturas para dedos, para que los pequeños le den rienda suelta a la imaginación y plasmen en papel todas sus fantasías. Pero, la seguridad siempre debe estar primera. Es importante asegurarse de que las pinturas estén compuestas de colorantes naturales y que puedan ser ingeridas sin ningún peligro. También, para la tranquilidad de las mamás, es necesario que se trate de pinturas hidrosolubles, es decir que puedan ser enjuagadas con agua.

¿Y que tal unas pinturitas de cera que tengan forma de gota para mayor comodidad de los pequeños? Una caja con 12 colores de lápices de cera harán la delicia de los más chiquitos. Son ergonómicos, por lo que podrán agarrarlos con total comodidad con sus pequeñas manos, sin dejarlas manchadas. Con el extremo en forma de bola se pueden colorear grandes superficies, mientras que las puntas más finas permiten un trazo más controlado. Desarrollan la motricidad y ayudan a aprender las primeras letras. Son totalmente atóxicos y muy duraderos, a prueba de golpes.

Una jirafa, un elefante, un monigote, o una fruta, todo en el mismo envase, con este kit de masa para modelar. Se trata de una plastilina natural, sumamente blanda, ideal para que los más chiquitos le den la forma que deseen. Es lavable, se quítense con y se puede volver a utilizar. También es soluble en agua y se pueden mezclar para formar nuevos colores. Son totalmente saludables pues están compuestas de extractos vegetales y aditivos naturales.

Para las nenas más coquetas podemos pensar en una pulsera de tres cerditos. Sus cuentas de llamativos y brillantes colores son altamente estimulantes, y se relacionan con escenas de un cuento clásico: la historia de los tres cerditos. Esta pulsera estimula la imaginación y el lenguaje y ayuda a ejercitar la capacidad de conteo, a la vez que lucirá sumamente elegante en la muñeca de una niña. En suma, hay regalos para niños para todos los presupuestos y gustos. Hay que darle rienda suelta a la imaginación y preguntarle al niño interior con que le gustaría jugar.

Anuncios